Si tu auto es estándar y quieres garantizar que la transmisión dure por el mayor tiempo posible en excelentes condiciones, debes de llevar a cabo ciertos cuidados que colaborarán con este objetivo. A continuación, te presentamos algunos consejos que te será de gran utilidad para que la transmisión estándar de tu auto esté muy bien cuidada.

- No recargues la mano en la palanca. Aunque es un comportamiento común mientras el auto está en marcha, es probable que se dañe la transmisión ya que debajo de la palanca hay una serie de engranes que se pueden desgastar con el peso constante.

- No uses el clutch para detener el auto. Si estás en una pendiente y sacas el clutch para evitar que el auto se vaya hacia atrás, puedes desgastar tanto el clutch como el tren motriz del auto.

- No estaciones el coche en neutral. Lo ideal es hacerlo en primera y con el freno de mano, sobre todo si lo dejas en una pendiente, pues esto brinda mayor seguridad.

- No descases el pie en el clutch, ya que pasa algo similar que con la palanca, el peso y presión constantes terminan por dañarlo.

Sigue estos simples consejos y mejorarás el rendimiento de la transmisión de tu auto y del auto en general.